Técnica falso vitraux o decoración de vidrios

Las posibilidades que nos ofrece esta técnica son enormes, pudiendo utilizarla tanto para decorar ventanas, frascos o botellas, como cualquier objeto de vidrio, cristal, o cualquier superficie traslúcida (acetato, acrílico, plástico, etcétera). También pueden decorarse cajas, muebles y hasta confeccionar tarjetas.
Son múltiples además los diseños que pueden elegirse, desde los más simples hasta los de mayor complejidad, pudiendo diseñarlos uno mismo. Con respecto a las pinturas, en el mercado existen distintos colores de pinturas para vidrio (de relleno), contornos que sustituyen al plomo adhesivo o líquido, y productos de efectos especiales que producen un efecto de craquelado, hielo, etc.
Esta técnica puede realizarse tanto sobre la superficie definitiva, como realizar el diseño sobre una plancha de acetato, para luego despegarlo y pegarlo sobre el lugar escogido. Ofrecemos las dos posibilidades.

MATERIALES
- Diseño elegido
- Plomo vitral tradicional, contorno o pasta de relevo
- Pintura vitral
- Vidrio a decorar o lámina de acetato

ELABORACIÓN (sobre el vidrio o superficie definitiva)
En primer lugar, lavar y secar la superficie. Pasar alcohol con Luego, se deja secar durante un día y se procede a despegar con cuidado. Después, simplemente, se pega el diseño sobre la superficie elegida.
Importante: cuando se coloca la pintura vitral, se debe evitar agitarla para que no se formen burbujas. Si así sucediera, dejar reposar el envase para que éstas desaparezcan. Si hay burbujas sobre el trabajo, pincharlas delicadamente con una aguja. Limpiar el pincel utilizado con thinner. Con el fin de disimular las imperfecciones, es conveniente utilizar un vidrio con textura (trabajar sobre el lado liso).

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.