Gladiolo
La clara pureza, de una flor.

Materiales: Papel vegetal de 160 gr. Marcador blanco - Cola vinílica - Hilo sisal - Harina de maíz - Alambre de bronce fino - Papel crepé verde.
Punzón cucharita - Alicate Tijera - Telgopor - Paño oscuro.
Procedimiento:
Calcamos la cantidad de pétalos indicada en el gráfico, con marcador blanco.
Recortamos los pétalos con tijera.
Jaspeamos ahora con el punzón cucharita, los pétalos por el reverso y los pegamos de a tres en cada flor grande y dos en cada pimpollo, como muestra el gráfico explicativo.
Cortamos trocitos de alambre con hilo sisal, aplicamos cola vinílica en sus extremos y aplicamos la harina de maíz, para formar los pistilos.
Cerramos los pétalos, mediante cemento, guiándonos por la apariencia del modelo fotografiado. Disponemos e insertamos con cemento todas las flores a lo largo de la rama principal, que iremos armando, añadiendo tiras de alambre envueltas en papel crepé verde.
Concluido el forrado del tallo lo fijamos y plastificamos con cola vinílica.
Nota: Si deseamos otorgar un aspecto más sugestivo, podemos cubrirlo parcialmente con una gasa de seda tono marfil.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.