Las blondas no sólo se aplican en la repostería, también pueden convertirse en un importante elemento decorativo.
En esta ocasión le enseñamos a transformarlas en delicados adornos, para colgar en el árbol de Navidad, simplemente, pintándolas de dorado y agregándoles flores, hojas y campanillas.

Materiales:
• 5 blondas de papel de 8 cm de diámetro
• Pintura dorada en aerosol
• Cola vinílica
• Ramitos dé flores secas
• Cinta BB
• Campanillas
• Pinas
• Hojitas de muérdago
• Cordón dorado
• Tijera
Antes de comenzar el trabajo se deben pintar las blondas con pintura dorada.

Blondas enteras:
Tomar una blonda y pegar con cola vinílica, en el centro, flores secas, una pina y hojitas de muérdago. En la parte de atrás del trabajo, pegar un cordón dorado para colgar. Otra opción es omitir el ramo y pegarle en el centro una figura decorativa.

Cucurucho:
Cerrar una blonda en forma de cucurucho cono y sujetar este doblez con cola vinilica Colocar en su interior un ramito de flores secas y decorar con hojitas de muérdago y flores secas. Pegarle en la parte posterior un cordón dorado para colgar. También se puede cortar el vértice del cono o cucurucho y convertirlo así en un original servilletero.

Abanico:
Recortar 1/4 parte de una blonda redonda. Plegar en forma de abanico las 3/4 partes restantes. Adornar con un ramito de flores y un moño de cinta BB. En la parte posterior pegarle un cordón dorado para colgar.

Souvenir:
Cortar primero 1/4 parte de la blonda y luego recortar en la misma la parte calada. Pegar esta guarda, con cola vinilica, sobre una tarjeta. Adornar con un moño de cinta BB verde que sostenga un par de campanillas.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.