Molde para vela:

Materiales:

Cera de parafina.


Desmoldante.

Pigmento: blanco.

Moldes: redondo (para tortas) y cuadrado.

Arena.

Piedritas.

Plancha de cartón.

Cuchara.

Recipiente grande (para la arena).

Cuchillo.   Paso uno: Colocar la arena en el recipiente, volcar cera fundida y mezclar hasta obtener una crema espesa.

Paso dos: Aplicar desmoldante al molde redondo y colocarle una plancha de cartón en el medio. Con la cuchara, colocar una parte de la mezcla en el interior de una de las mitades del contenedor (dejar algunos espacios libres).   Paso tres: Esparcir las piedritas sobre la preparación, especialmente sobre los bordes.

Paso cuatro: Fundir cera, teñirla con pigmento blanco y mezclarla con arena hasta obtener una pasta homogénea.   Paso cinco: Con la cuchara, incorporar, intercaladas, la crema preparada en el paso anterior, la mezcla realizada en el paso 1 y las piedritas.

Paso seis: Alisar la superficie con la cuchara y trazar un cuadrado del tamaño del molde que se usará para hacer la vela. Cavar la forma marcada (retirar la arena con mucho cuidado) y emparejar los bordes con el cuchillo.   Paso siete: Dejar enfriar y desmoldar.

Paso ocho: Preparar una vela blanca en el molde cuadrado y, cuando esté seca, 1 ubicarla en el portavela.   Importante:
Cuando la preparación está muy fría o espesa, la arena no logra unirse en una pasta homogénea. Para que esto no suceda, si la mezcla se enfria demasiado, caliéntela a baño de María antes de incorporarla al molde.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.