Lo más conveniente es usar pinturas al agua, porque tienen una menor concentración de metales pesados que los esmaltes. Para producciones pequeñas se pueden usar los acrílicos que se venden en las librerías artísticas. Pero, cuando se trata de volúmenes más grandes, conviene manejarse con látex. Es fundamental respetar el tiempo de secado de 24 horas antes de aplicar el barniz, a modo de terminación.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.