En ese sentido, los juguetes de madera y de tela son un clásico antiquísimo que había quedado en el pasado. Contra todos los pronósticos, discreta y silenciosamente han reaparecido y están ganándose un lugar en el mercado infantil. Pero como se trata de un producto estrictamente artesanal, los proveedores aún son escasos y eso convierte a esta actividad en una oportunidad.

Más allá de que uno pueda aprenderla, desarrollarla y progresar en ella, la fabricación de juguetes es la artesanía ideal para quienes ya trabajan la madera y/o dominan la costura; para aquellos que han pasado por talleres o fábricas de juguetes, y para quienes tienen carpintería.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.