Los tiempos cambian y hoy no alcanza sólo con dominar la técnica aplicada. Además hay que sumar nociones sólidas de cómo crear una pequeña empresa. No se trata de los aspectos legales y contables, que también son importantes. En realidad, una de las llaves del éxito está en lo que hoy se llama gestión o gerenciamiento, es decir, en cómo se lleva a cabo el emprendimiento. Una de las características que definen a este tipo de empresa es que uno es el propio jefe, para bien y para mal. Lo cierto es que así como hay gente que nació para decidir y dirigir, hay otras personas que necesitan ser dirigidas. Por lo tanto, una de las primeras preguntas que uno debe hacerse es: ¿estoy en condiciones de ponerme a la cabeza de un negocio o voy a necesitar asociarme con alguien que comparta los riesgos (y los beneficios) de la fábrica artesanal de juguetes?

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.