El boca a boca siempre funciona. Además, cuando se tiene todo listo, se recomienda hacer una pequeña muestra con todos los juguetes fabricados, para que nuestros allegados vean qué es lo que estamos haciendo y puedan difundirlo. Pero además de la promoción directa (volantes, avisos) hay otra que es mucho más sutil, pero no por eso menos efectiva. En la actualidad, en muchos casos el packaging hace la diferencia. Entre dos juguetes similares, el embalaje puede decidir la compra por uno u otro. Todo tipo de caja o bolsa decorativa (que no incremente mayormente el precio) es un detalle que puede ayudar a diferenciarse de la competencia. A esto debe conviene sumarle algún tipo de tarjeta, que del reverso tenga el teléfono de nuestra empresa. El frente se puede reservar para diversos usos. Por ejemplo:

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.