Los microemprendedores suelen cometer un error que se paga con menos ventas: hacen promoción al principio, pero descuidan este aspecto una vez que se armaron una cartera de clientes.

Y la realidad indica que nadie tiene el futuro asegurado. Siempre hay que buscar nuevos compradores. Seguramente en los comienzos uno le dedique mucho tiempo a contar qué es lo que está inaugurando, pero después habrá que ir comunicando las novedades.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.