CAMION-GRUA
En (A) damos los planos en planta y alzado, de los cuales se pueden sacar todas las piezas de este camión-grúa, que ampliaremos a voluntad, según el tamaño elegido.
Las piezas (1), que es el motor; (2) cabina; (4) soporte giratorio, son tacos de madera de las proporciones idóneas al tamaño a que se construya el modelo. La pieza (3) es de madera de pino o similar. La (5) se corta en contraplaqué, así como la (6), pero ésta menos gruesa. La pieza (7) es una arandela soporte del sistema de giro, también en madera de pino, así como las ruedas. Los soportes del eje de éstas (10) son varillas cuadradas de madera y la (11) un pequeño cilindro perforado por el que pasa el eje de la manivela.
Una vez cortadas las piezas, procederemos al montaje de la cabina, compuesta de las piezas (1 y 2), que montaremos sobre el chasis (pieza 3).
A continuación, clavaremos en la parte inferior del chasis las tres piezas (10) que son los ejes de las ruedas.
El conjunto de la grúa, formado por las piezas (4), soporte; (5), brazo, y (7), plataforma de giro, se montará en la forma que se indica en (C).
En (B), se muestra en detalle el montaje de la manivela, y, por último, en (D), el despiece general del modelo.
Tanto los ejes de las ruedas como el del brazo de la grúa y manivela, son trozos de alambre
galvanizado, de un diámetro idóneo con el que se haya construido el camión.
Se puede pintar con esmalte en distintas combinaciones de colores, pero, sea cualquiera de ellas las que se elija, los cristales del parabrisas, ventanillas y laterales de la cabina y parachoques, deberán imitarse con purpurina plateada. Esta purpurina se elabora mezclando polvos de aluminio, que se encuentran en el comercio, con barniz cristal o copal, y moliendo bien la mezcla hasta que el polvo quede disuelto en el barniz.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.