CADENETAS
Estos adornos llamados «cadeneta» a causa de su forma de elementos sencillos que se repiten unidos unos a otros en forma de cadena, son muy conocidos por usarse profusamente en las verbenas y en los bailes y reuniones familiares, especialmente en lugares abiertos en el buen tiempo.
Con poco trabajo podremos confeccionar las que deseemos en una de las ocasiones antes mencionadas.
Para ello no necesitaremos más que unos pliegos de papel manila (del llamado ordinariamente «de seda») de vivos colores que se combinarán convenientemente para conseguir un más vistoso resultado.
En la figura 207 podemos ver los detalles para la confección de dos tipos distintos de cadenetas.
En (1) vemos cómo los pliegos se han cortado en tiras de unos 20 por 4 centímetros, con cada una de las cuales se forma un aro (B) que se cierra, abarcando al precedente, para formar una cadena.
A su vez, se combinan distintas porciones de cadena para darle una forma más o menos artística (D) y se rematan con borlas también de papel manila, cuya confección, sencilla, se da en (C).
En (E) vemos otro modelo de cadeneta que se hace con una tira ancha de papel, pegándolo por su eje central y haciendo cortes alternos a uno y otro lado.
La figura 208 nos muestra otro tipo de cadeneta algo más complicado que los anteriores; contiene la ventaja de ser de mejor efecto.
Se cortan unos rectángulos de papel manila o similar de 8 por 5 centímetros aproximadamente (A) y se pegan dos a dos, pero solamente por los bordes longitudinales, de forma que el resto de la superficie quede en hueco (B).
Al objeto de ahorrarnos trabajo, en lugar de cortar estos rectángulos uno a uno, podemos plegar el pliego de papel manila en varios dobleces del tamaño indicado, con lo cual obtendremos ocho, diez o más ejemplares con un solo corte.
A continuación se da una pincelada de engrudo en el centro de las partes exteriores de cada conjunto de dos (C) y se pegan unos con otros, de seis en seis (O).
Sobre la cara del primer eslabón de cada uno de estos grupos se dibuja una flor, cuyos límites den justo al borde del eslabón para conservar la unión de estos bordes, y se recorta.
A continuación se pegan varios de estos grupos con otros para conseguir la longitud deseada, pudiéndose rematar ambos extremos con cartones pegados, para evitar que puedan desintegrarse.
También estas cadenetas, como las anteriores, pueden combinarse y adornarse con borlas, o combinando entre sí eslabones de papel de distintos colores. También se pueden colgar de ellas farolillos venecianos, flores multicolores de papel manila o cualquier otro motivo que realce su efecto decorativo.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.