FLORONES DECORATIVOS
Estos elementos, de gran valor decorativo, también toman su forma de las flores, pero de una manera más sofisticada.
Conviene confeccionarlos en tamaño más grande, de hasta 20 centímetros de diámetro, y todas ellas en papel metálico, que a causa de su rigidez no se deformará.
El primero de la figura 213 consta de los siguientes elementos: un disco de cartón de 10 ó 12 centímetros de diámetro; doce pétalos mayores; doce intermedios y en la proporción que se da en (A), y una tira para la roseta o florón.
En (B) podemos ver cómo se disponen alternados los pétalos grandes e Intermedios pegados a los bordes del disco de cartón, y en (C)
la incorporación de los pétalos pequeños. En el centro de este conjunto se pega el florón.
En (D) damos una posible solución para dotar a este florón de tallo para poderlo colocar en un jarrón u otro recipiente.
El segundo consta asimismo de un disco, treinta y dos pétalos, catorce tiras con ranuras y otra tira, también ranurada para el florón (a).
En (b) y (c) se puede seguir fácilmente el sistema de montaje de todos los elementos, así como los colores que conviene dar a cada uno de ellos.
Es de gran importancia prestar atención a la construcción del disco sobre el que van montados los pétalos de este florón, por lo cual se procurará que las divisiones que hagamos en el mismo sean exactamente iguales entre sí.
También se cuidará de colocar los pétalos y otros elementos bien ajustados al lugar que les corresponda, al objeto de conseguir una perfecta simetría.
En la figura 214 se dan los gráficos e instrucciones de montaje y color de otros dos florones que una vez acabados resultan de un maravilloso y multicolor efecto.
Un disco de cartón (A) se divide en ocho, dieciséis o más partes; la muestra, como se ve, está dividida en dieciséis partes iguales, que van ranuradas hasta el final por uno de sus extremos, formando una especie de flecos.
Se cortan las piezas de papel metálico que se indican en (B): dieciséis de cada uno de los
tamaños; grande, intermedio y pequeño, en los colores señalados.
Sobre el disco de cartón se van montando, primero las piezas grandes, pegadas a lo largo del perímetro de aquél; luego las medianas, que quedan un poco superpuestas a las grandes y, por último, las pequeñas en el centro, pudiéndose pegar en éste una roseta, para rematarlo.
El otro también consta de dieciséis partes ¡guales (a) y, por tanto, también de otras tantas piezas de distinto tamaño (b), ranuradas, pero sin llegar los cortes a ninguno de los extremos.
Se doblan y pegan (C) y se van montando sobre el disco de cartón en el orden y posición que vemos en (d).

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.