ÁRBOL DE NAVIDAD
No siempre puede disfrutarse de un árbol de verdad para instalarlo durante estas tradicionales fiestas, pero a falta de éste nosotros nos podemos hacer uno, que nos hará salir airosos del paso.
Comenzaremos por cortar cierta cantidad de tiras de papel metálico verde oscuro de diferentes longitudes (A), con las cuales confeccionaremos una serie de anillas, pegándolas por sus extremos y practicando en su centro un agujerito (B).
Cortamos una estrella de cartón de cinco puntas y la forramos de papel plateado, así como un colgante para la misma, también en pape! de igual clase.
Con cada grupo de seis anillas de igual tamaño formamos la especie de estrella que vemos en (D), pegándolas por el centro y aplastándolas.
Previamente habremos preparado un alambre fuerte galvanizado, al que proveeremos de una peana, y en este alambre ensartamos los grupos de anillos, primero el mayor y sucesivamente hasta el más pequeño (C), con lo que conseguiremos un árbol tan bonito como el que damos en el modelo (E).
La peana está formada por dos discos de cartón. A través del superior, en su centro pasa un extremo del alambre. Este extremo se dobla por debajo del cartón en forma de anillo aplastado.
El otro cartón se pega bien con cola, para tapar el alambre y el conjunto se forra en papel dorado.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.