MUÑECO EQUILIBRISTA
Este muñeco es una variedad de los conocidos «tentetieso», aunque presenta el detalle original de que puede desplazarse de un lugar a otro, lo cual constituye una agradable diversión y un enigma para todo el que no esté enterado de la causa de su comportamiento.
La rueda o tambor se confeccionará en cartulina, con los discos (2) y la tira (1), pegando aquéllas en todo su perímetro a las pestañas que lleva ésta.
Pero antes de cerrar el tambor hay que montarle el artilugio (3), que consiste en un trozo de alambre galvanizado, el cual lleva una acoda-dura en su centro. En este codo va incluido un
pequeño contrapeso de plomo, el cual será instalado como se ve en (B).
El muñeco lo recortaremos en cartulina más bien gruesa y sus pies los sujetaremos a los extremos del alambre, simplemente por medio de papel cel-lo (A).
Para decorarlo, conviene pintarlo al «goua-che». en alegres colores, como corresponde al carácter festivo del modelo.
En (C) damos el modelo terminado, y si lo ponemos sobre una superficie inclinada, el tambor rodará hacia adelante, pero el muñeco permanecerá erguido, en un extraño efecto de equilibrio que causará gran admiración, como ya hemos dicho anteriormente.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.