OJOS
Los ojos tienen una gran importancia en la definición de la fisonomía, tanto de los muñecos como de los animales, según sean mayores o menores, redondos u oblicuos y más o menos juntos o separados.
En los modelos sencillos los ojos se pueden hacer imitados con pequeños trozos de paño superpuestos, e incluso bordados, pero los modelos más acabados requieren unos ojos que imiten en lo posible a los verdaderos.
En la figura (A) podemos ver un sencillo sistema de hacer unos ojos con apariencia de naturales.
Están formados por una pieza redonda ligeramente convexa de plástico transparente (1), una lentejuela negra a falta de un pequeño segmentó (3) y un disco plano blanco de algún material rígido (2).
En (B) se presenta el mismo sistema, pero con la lentejuela que imita la niña maciza. En uno y otro caso, para armar estos ojos se coloca la lentejuela (3) sobre el disco (1). En los bordes de la pieza (2) se aplica un poco de pegamento y se coloca sobre el disco (1) bien centrada y cuidando de que la lentejuela quede suelta.
En (C) se representa otro tipo de ojos más perfectos, pero cuya confección no está al alcance del aficionado, aunque es fácil su adquisición en cualquier comercio dedicado a esta especialidad, donde se venden en todos los tamaños, colores y otras características.
Se venden por pares unidos por medio de un alambre y para su colocación lo primero que hay que hacer es cortar el alambre y hacerles unos ganchitos con los alicates de puntas redondas.
En (D) se detalla el proceso de colocación de los ojos: en los lugares en que se han de colocar los ojos, se practican dos perforaciones con un punzón o lezna. Se enhebra una aguja con hilo fuerte y se introduce por una de las perforaciones, sacándola por la otra.
Al extremo de uno de los cabos se ata uno de los ojos bien anudado y se tira del hilo hasta
alojar el ojo en la perforación. Se desenhebra el otro cabo y se introduce por el gancho del otro ojo, llevando éste hasta la perforación correspondiente. A continuación se enhebra nuevamente la aguja y se dan unas puntadas de lado a lado de la cabeza, cuidando de que estas puntadas no se vean.
Si disponemos de algunos botones de los empleados para abrochar calzado de los niños, que ya tienen su gancho para coserlos, podremos utilizarlos sin necesidad de comprar aquéllos. Si los botones son blancos, basta pintarles con una pizca de esmalte negro la niña del ojo, y si son negros, por el contrario, pintarles el fondo del ojo con esmalte blanco.
Asimismo, para modelos pequeños, tales como «bibelots», mascotas y muñecos grotescos los ojos se pueden conseguir bordados e incluso pintados con tempera u otra pintura de características similares.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.