BOLSA
Para confeccionar esta bolsa, que resulta muy bonita una vez acabada, y que nos servirá para diferentes usos; para guardar medias u otras pequeñas prendas, e incluso si la proveemos de un asa, como bolsa de playa o de campo, necesitaremos una franja ancha de pañete de cualquier color (A) de la longitud necesaria según el diámetro que se dé a la bolsa: dos tiras de paño de un color que contraste con el anterior (B y C), un cordón fuerte (E) y un fondo ovalado de paño del mismo color que el del cuerpo.
Uno de los bordes de (A) se cose alrededor del contorno del óvalo y se cierra cosiendo entre sí los laterales de la misma, lo que nos dará una especie de saco rígido.
Las tiras (B y C), se cosen a los bordes superior e inferior de esta bolsa y el cordón se pasa por unos ojales que se habrán practicado todo alrededor del saco y a unos tres centímetros del borde superior, como vemos en el detalle. Estos ojales, que se pueden hacer con un sacabocados, será conveniente reforzarlos con ojalillos de latón, para evitar que la tela se rasgue.
Para decorarla se le puede aplicar el motivo (F) u otro cualquiera también recortado en fieltro o paño, en un color o colores que contrasten con el del cuerpo de la bolsa.
Aunque en el esquema damos la pieza (B), que es la tira que va en la parte inferior de la bolsa, con sus bordes lisos, en el modelo (G), la representamos formando ondas, para dar idea de una nueva posibilidad decorativa.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.