FUNDAS PARA NAVAJA Y PEINE
Comenzamos este tipo de trabajos con dos modelos muy sencillos. El primero de ellos (figura 377, A) es una funda para navaja que puede colgarse del cinturón muy práctica para el campo.
Consta, como podemos ver, solamente de dos piezas: anterior y posterior; ésta se sobrepone sobre aquélla de forma que coincidan (a, b, c) con (a', b', c') y se cose todo alrededor, bien pespunteado, como se muestra en el lado derecho de ambas piezas, o practicando repulgado simple, con bramante grueso, o con una finísima tira de badana muy delgada que, si el material empleado para la funda es de color natural (crema), podemos teñir de marrón para conseguir mayor contraste.
En (B) se dan las dos piezas; anterior y posterior para confeccionar una funda para el peine, que se arma de la misma manera que la funda para navaja, pudiéndose coser asimismo por cualquiera de los procedimientos indicados.
En (C) podemos ver los modelos terminados de ambas fundas.
El material a emplear será badana de cualquier color, pero no muy gruesa.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.