PORTACENICERO
Este es un portacenicero muy práctico para colocar en el brazo de un sillón.
Necesitaremos una tira de cuero fino, o badana gruesa de unos 30 a 40 centímetros de longitud y otra tira de fieltro o paño verde mesa de billar para el forro.
La anchura de estas dos piezas estará determinada por el tamaño del cenicero de que dispongamos, ya que deberá ser del mismo ancho aproximadamente que la longitud del diámetro del cenicero.
En (A) podemos observar cómo los dos extremos de la franja llevan practicadas una serie de ranuras, para imitar unos flecos.
La confección de este modelo la llevaremos a cabo en la forma siguiente:
Después de ampliar el patrón al tamaño conveniente, se pasa al cuerpo y se recorta, dándole la forma del esquema, y se practican las ranuras antes mencionadas en los laterales, así como ocho taladros, en los lugares marcados. En (B) podemos ver perfectamente este extremo.
Por dichos taladros se pasa una correilla de color oscuro, de forma que se cruce para formar el adorno.
El forro, que ya hemos dicho se cortará en fieltro, o paño, pero teniendo presente que solamente tendrá la longitud comprendida entre (a)
y(b).
Por último, el fondo exterior del cenicero se pega al cuero bien centrado.
En (C) podemos ver el efecto de este porta-cenicero, ya acabado, sobre el brazo del sillón.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.