MUÑECOS DE TRAPO
Las figuras incluyen los patrones de una graciosa pareja de muñecos que podemos confeccionar con cualquier clase de tela, cretona, popelín, algodón, etc.
Como podemos ver, los patrones del muñeco y de la muñeca son similares, no variando más que en los detalles del pelo y los vestidos para diferenciarlos, pero conservando una unidad de parecido.
Sugerimos que los cuerpos de ambos sean cortados de esa tela de pequeños cuadritos, característica de las servilletas y los paños de cocina, en cuadros azules para el muñeco y rojos para la muñeca.
Explicamos a continuación cómo se arman estos patrones, que, repetimos, son iguales.
Los cuerpos, de los cuales cortaremos dos ejemplares para cada uno; se cosen por el revés, como ya sabemos, y se vuelven y rellenan por el cuello.
Las cabezas, que serán de paño color rosa, son similares a las de los «bibelots», aunque mayores. Están formados simplemente por dos discos que se cosen entre sí y se rellenan.
Las manos, también de color rosa, se recortan y se cosen dos a dos, pegándolas a los extremos de los brazos.
Los zapatos, también dobles, se cosen sobre los extremos de las piernas.
Tanto el pantalón del muñeco como la falda de la muñeca, conviene hacerlos de una tela algo rígida como el paño fino, por ejemplo, y de color acorde a los cuadros del cuerpo, es decir, azul para el muñeco y rosa para la muñeca.
En cuanto al pelo de ambos se figurará por medio de hebras de lana del mismo color, amarillo, marrón o negro para los dos.
Los cuellos irán en blanco y los lazos de la muñeca en rosa.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.