Cuadro (repujado con volumen)

MATERIALES
- Plancha de aluminio
-Tabla de madera (donde se pegará el repujado)
- Marco de 2 cm de ancho
- Diseño elegido
- Herramientas y materiales básicos para repujado, armado y acabado

ELABORACIÓN
Luego de obtener la tabla elegida con la que se realizará el cuadro, se corta una lámina de aluminio de igual tamaño, dejándole medio cm. de borde.
A continuación, se realiza una plantilla sobre papel calco y se transfiere el contorno del diseño deseado, del papel a la lámina de metal. Al transferir el dibujo, no presionar demasiado.
Luego, se retira el papel calco y se marca de nuevo el dibujo sobre superficie dura, presionando un poco más. Si el dibujo elegido tiene líneas internas, agregarlas. Seguidamente, se debe repujar de acuerdo a las indicaciones dadas en la técnica "Repujado con volumen". Luego, debe rellenarse con enduido y una vez seco el mismo, lijar bien.
Para finalizar, pegar el trabajo sobre la tabla y colocarle el marco lustrado, para darle una buena terminación.

Otras ideas
La técnica de repujado sobre metal, tanto plano como con volumen, tiene infinidad de aplicaciones. En el mercado hay variedad de piezas en madera (por no contar las de vidrio o cerámica), que pueden ser decoradas con repujado. Además del ejemplo que dimos del cuadro de madera, pueden decorarse cajas, cajoneras, puertas de armarios, porta llaves, placas, etcétera.También se pueden decorar tapas de cuadernos, tarros de la cocina o pequeñas tarjetas, entre otras cosas.
Por otro lado, existen numerosos diseños para transferir al metal y repujar. Cabe recordar que, si los diseños elegidos poseen líneas o detalles internos, hay que ser sumamente cuidadoso en esta parte del repujado. Esta es una técnica que, como muchas, ofrece múltiples posibilidades y brinda un campo ilimitado a la creatividad.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.