Punto de tallo: Se considera el primero de los puntos de bordado. Con este punto se pueden hacer diseños sencillos. Se pueden rematar dobladillos y con él también se pueden rodear otros puntos de bordado. Se trabaja de izquierda a derecha. Pase la aguja por debajo de 2 ó 3 hilos y sáquela al final de la puntada apenas trabajada. Sujetando el hilo hacia la derecha o hacia la izquierda se obtienen puntadas diagonales a la derecha o a la izquierda.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.