Magia en la mesa
Rodearse de cosas bellas significa vivir mejor y para ello nada más importante que cuidar los detalles. Estos finos y delicados manteles vestirán elegantemente su comedor en cualquier ocasión.

Materiales:
• 2 m do género para lencería ciento por ciento algodón de color blanco
• Madejas de bordar de colores gris y blanco
• Aguja de bordar de punta fina
• Papel carbón para modistería
• Tijeras puntiagudas
• Carretilla o bolígrafo sin tinta
• Alfileres
• Tambor


Procedimiento
Doble la tela por la mitad, tanto a lo largo como a lo ancho y haga un pliegue suave en ambos sentidos, que le servirá como guía cuando coloque en posición el diseño. Con ayuda del papel carbón para modistería, transfiera sobre la tela el motivo que va a bordar y señale muy bien los espacios que debe recortar. Antes de retirar los esquemas y el papel de la tela, levante una esquina y cerciórese de que el diseño ha sido transferido en su totalidad. Trabaje los contornos de las figuras con dos vueltas de puntada al pasado entre las líneas paralelas del diseño. Para elaborar las presillas, en el sitio indicado para su elaboración, lance el hilo hasta el otro lado de la tela y sujételo con una puntada; luego, proceda a recubrir los hilos
que formarán el relleno con puntada de festón, teniendo cuidado de no coger la tela que queda debajo. Las presillas se bordan y se quedan en la superficie de la tela, antes de que sea recortada. Prosiga elaborando puntada de festón, bordando encima de las puntadas al pasado para producir un efecto acolchado. Es importante que el borde con nudo del punto de festón quede en las partes que se van a recortar cuando la labor esté completa. Para complementar el bordado, borde las nervaduras de las hojas con punto atrás. Al terminar la manualidad planche por el revés y recorte las partes señaladas, al igual que la tela sobrante en el borde externo. Use para esto las tljeritas puntiagudas. La tela se corta por el revés, evitando dañar las puntadas y las presillas.

Nota:
Al momento de elaborar las presillas, no apriete demasiado el hilo; tampoco lo deje muy flojo para poder bordarlas mejor.Nunca remate un hilo ni empiece una nueva hebra durante la ejecución de una presilla; hágalo sobre el contorno del diseño, pasando algunos puntos de hilván muy escondidos.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.