Materiales
• 2 m de género para lencería cien por cien algodón, de color crudo
• Madejas de bordar de color beige
• Aguja de bordar de punta fina
• Papel carbón para modistería
• Tijeras puntiagudas
• Carretilla o bolígrafo sin tinta
• Alfileres
• Tambor

Puntos:
• Al pasado, festón y pespunte.
Procedimiento:
Doble la tela por la mitad, tanto a lo largo como a lo ancho y haga un pliegue suave en ambos sentidos, que le servirá como guía cuando coloque en posición el diseño. Con ayuda del papel carbón para modistería, transfiera sobre la tela el motivo que va a bordar y señale muy bien los espacios que debe recortar. Antes de retirar los esquemas y el papel de la tela, levante una esquina y cerciórese de que el diseño ha sido transferido en su totalidad. Trabaje los contornos de las figuras con dos vueltas de puntada al pasado entre las líneas paralelas del diseño. Las presillas se bordan y se quedan en la superficie de la tela, antes de que sea recortada. Para elaborarlas, al llegar al lugar indicado para alguna de ellas, haga una pequeña puntada en la tela, vuelva hacia atrás y en el punto de partida haga otra puntada. Lleve la aguja hasta el otro extremo, y después de pasarla por la tela de atrás hacia delante, junto a la puntada antes dada, cubra los hilos tendidos con puntada de festón; tenga cuidado de no coger con la aguja la tela que está debajo de los hilos tendidos. Prosiga elaborando puntada de festón, bordando encima de las puntadas al pasado para producir un efecto acolchado. Es importante que el borde con nudo del punto de festón quede en las partes que se van a recortar cuando la labor esté completa. Para darle más armonía a la manualidad, elabore en el centro de las flores una cuadrícula calada y distribuya pequeñas puntadas al pasado en los pétalos. Trabaje una mitad de los botones de las flores con puntada al pasado y la otra mitad con pespuntes. Al terminar la manualidad, plánchela por el revés y recorte las partes señaladas, al igual que la tela sobrante en el borde externo. Para ello, use las tijeritas puntiagudas. La tela se corta siempre por el revés, evitando dañar las puntadas y las presillas.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.