También hay que redefinir la vida diaria, porque lo que hasta ahora era un hobby se transforma en un medio de vida, con todo lo que esto significa: horarios a cumplir, clientes a atender, una organización a mantener, etcétera.
Luego, es primordial definir qué es lo que uno va a hacer. ¿Voy a fabricar algo o voy a prestar un servicio? Claramente, la idea es fabricar y vender juguetes, de tela o de madera. Además, hay que establecer objetivos a corto, mediano y largo plazo.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.