CEPILLO
Tendremos suficiente con uno de ellos, del tipo llamado de pulir, que sirve para el rebaje y alisado de maderas y para el biselado de cantos.
Para usar correctamente el cepillo habremos de tener cuidado de que su hoja sobresalga muy poco de la parte inferior, ya que, si sobresaliera excesivamente, se atrancaría y produciría cortes en la madera que tratamos de cepillar.
También ha de cuidarse de que la base del cepillo asiente toda su superficie sobre la madera, pues si se maneja ladeado, se producirá un cepillado irregular.
TALADRO Y BARRENO
Un berbiquí del tipo manivela cuya mordaza sirve para sujetar brocas para madera y también brocas para metal.
Como esta herramienta es algo cara, podemos sustituirla por otro berbiquí del tipo de «vaivén». Este consiste en un vastago metálico tallado helicoidalmente, a lo largo del cual una corredera produce el movimiento de rotación que transmitido a la broca le permite la perforación.
Es de advertir que este berbiquí sólo nos servirá para taladrar madera.
También es conveniente disponer de dos o tres barrenos de distintos tamaños.
CUCHILLO O NAVAJA
Convendrá tener dos de ellos; uno mayor para desbastar superficies pequeñas, y otro de menor tamaño para usarlo en pequeños detalles y completar el trabajo del mayor.
Es preferible que sean de hoja fija y de acero de buena calidad, y deberá afilarse frecuentemente, mediante pases por la piedra de amolar, suavizándose en la pizarra.
CUCHILLAS DE MODELISMO
Estas cuchillas, de las cuales existen en el comercio muchos modelos, nos serán muy úti-
les para recortar madera muy fina, cartón, cuero, etc., así como para el marcado, ranurado y tallado de detalles.
Recomendamos las de marca X-ACTO, por ser de gran calidad y tener muy variadas formas de cuchillas que pueden cambiarse a voluntad sobre un mango soporte.
TIJERAS
Las tijeras las necesitaremos para el corte de plantillas y otros usos.
Además de unas tijeras corrientes, de tamaño más bien grande, conviene adquirir otras del tipo cizalla, las cuales nos permitirán cortar chapas de poco espesor, pero éstas pueden ser sustituidas por unas tijeras grandes fuera de uso para otros menesteres.
TORNILLOS DE APRIETO O GATOS
Los hay de diversas clases y tamaños, y son imprescindibles para sujetar piezas que se hayan encolado y también para la sujeción de cualquier clase de piezas.
Deberá disponerse de, por lo menos, un par de ellas, que pueden confeccionarse, dada su sencillez, por el mismo aficionado.
TORNILLO DE BANCO
Será imprescindible uno del tipo usado en los talleres de mecánica, que nos servirá para la sujeción de piezas relativamente grandes que hayamos de aserrar o limar, así como para el doblado de alambre y chapa.
Aunque pueda parecer una herramienta cara, no es así, ya que se puede adquirir en cualquier ferretería a precio módico.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.