BARCA DEL MEDITERRÁNEO
Después de ampliar al tamaño deseado las distintas piezas que componen esta maqueta se procederá a cortarlas en proporción al tamaño elegido.
El casco de esta barca se compone de dos piezas:
El casco propiamente dicho (1) y la pieza (2) en la que van calcadas las escotillas.
Estas dos piezas se cortarán en madera blanda, siguiendo el procedimiento ya mencionado para marcar la silueta del casco en la madera, y una vez hechos los huecos de las escotillas, en las piezas (2), ésta se pega o clava sobre la (1).
La roda y quilla (3) se cortará en contrachapado de 3 milímetros, así como el timón (4), teniendo cuidado de dejar unas pequeñas espigas que se insertarán después en el casco.
En la parte inferior del casco, en su centro y a lo largo del mismo, se practicarán 6 u 8 pequeños taladros, donde se incrustarán las pestañas de la pieza (3), encolándolas para hacer más sólida su sujeción.
Igualmente se procederá con el timón, que también se cortará en contrachapado de 3 milímetros, y se fijará al casco, pues el hacerlo móvil supondría más complicaciones.
A continuación se monta el palo (5) y la verga única (6), propia de estas embarcaciones de vela triangular, la cual confeccionaremos con una tira de tela fina, que enrollaremos y sujetaremos a la verga con unos trocitos de bramante. Para darle más carácter se puede situar sobre la cubierta un pequeño remo.
En (B) vemos las dos piezas de que consta la peana y en (C) el despiece mostrando la disposición de sus elementos.
La cubierta y el palo pueden pintarse en esmalte color crema, la parte superior del casco hasta la línea de flotación, de negro y toda la parte inferior del mismo en rojo bermellón.
La peana puede dejarse en el color natural de la madera, barnizándola para su mejor acabado.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.