Construcción de empenajes y motores
En la figura 158 (A) damos cuatro fases para la confección de los planos de profundidad de un avión que, básicamente, son las mismas seguidas para la construcción de los planos; el dibujado del contorno sobre la madera: cortado con sierra de marquetería, desbastado a base de lima y navaja y acabado con lima fina y lija.
Estas cuatro fases están tan claramente explicadas en el croquis, que no creemos necesaria aclaración alguna, aunque sí recomendamos atención al sentido de los cortes de la navaja, poniendo mucho cuidado para no estropear nuestro trabajo, a cuyo fin se indican en el dibujo.
En cuanto al plano vertical de cola, se construye de igual forma, y si bien en los aviones verdaderos consta de dos partes, una fija y otra
móvil, que nos obligaría a cortarlo en esta forma, acoplándolo después, operación nada fácil, lo mejor es cortar el timón de una sola pieza, marcando con un punzón la hendidura que señala la línea de unión de ambas piezas.
En la misma figura (B) mostramos el sistema de hacer los motores, sueltos, cuando tratamos de construir un avión polimotor.
Se hacen con un trozo de madera cilindrico, o mejor con un tapón de botella de corcho, practicando los cortes de la manera que indican los dibujos, hasta conseguir la configuración característica del motor, al que finalmente se le dará la forma del «capot» y se le harán las ranuras o rebajas necesarios, en cada caso, para su acoplamiento al ala correspondiente.
El motor quedará terminado con la colocación de la hélice y del pequeño cono que imita el tapón del buje de la misma, en caso de llevarlo el modelo.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.