TREN ANTIGUO
En esta serie de maquetas, un poco esquematizadas, donde ya hemos dado varias clases de transportes, no podía faltar el tren. Y para representarlo hemos escogido un gracioso modelo de la época romántica del ferrocarril que, además de un objeto decorativo, es también un entretenido y duradero juguete, debido a lo robusto de su construcción, donde no interviene ninguna pieza delicada ni difícil, a fin de no hacer más complicada su confección, por lo cual hemos preferido esquematizarlo un tanto, eliminando detalles complicados, aunque sin hacerle perder el parecido con uno original, un modelo que se hizo muy popular en el Oeste americano en las últimas décadas del pasado siglo, y que reconoceréis fácilmente, por haberlo visto en muchas películas que tratan este tema.
Como además de darse los planos en diversas vistas de planta y alzado para cada uno de sus elementos se dan también los detalles que consideramos pudieran ofrecer duda, creemos que la construcción de este modelo no ofrecerá dificultad alguna.
Nuestro tren se compone de la locomotora con su ténder, cuyos alzados lateral, frontal y posterior, así como su planta superior, se muestra en (A); un vagón de viajeros, otro de carga y un furgón de cola, que vemos en (B), y representados en alzado frontal en (C).
Podemos advertir que la estructura de los va-
gones es casi igual en todos ellos, no diferenciándose más que en pequeños detalles, motivo por el cual sólo indicamos la nomenclatura en uno de ellos.
La construcción de la máquina se hará de la siguiente manera, para lo cual será muy conveniente la observación del despiece dado en (F), ya que aclarará cualquier duda que pudiera presentarse.
La pieza (1), que figura la caldera, será convenientemente torneada para darle la forma cilindrica, o bien aprovechar algún palo redondo procedente de alguna mesa vieja o de cualquier otro mueble, que dé el grueso necesario para el tamaño a que se vaya a construir.
En su parte anterior se practica una pequeña escotadura para la colocación del farol, compuesto por las piezas (7, 8 y 9), y en la parte superior de los lugares que se indican, otras muescas para la inserción de las piezas (10, 11 y 12).
A continuación, y también en el lugar indicado, se practica una caja en la que se inserta la pieza (3).
La pieza (6) se acopla en el frente de la caldera, con lo cual quedará formado uno de los tres grupos que integran el montaje total.
Otro de estos grupos es el juego de ruedas delanteras y su soporte, a cuyo conjunto se da el nombre de «boogie» y cuyo montaje se llevará a cabo así:
La pieza (5) se incorpora a la parte delantera de la (4), pudiéndose fijar con un par de pequeñas espigas, para mayor seguridad, o bien clavándola y encolándola simplemente, así como las ruedas (13 y 14), dos a dos, en los lugares correspondientes y por el procedimiento explicado en el detalle de la colocación de las mismas (G); es decir, sujetas por un pequeño tornillo que pasa a través de la rueda y de dos arandelas de madera o metal, dispuestas una a cada lado de la rueda.
El tercer grupo lo componen la cabina y las ruedas principales de la locomotora y sus piezas son las (2, 2b, 9b, 22, 15 y 16).
El montaje de la cabina, cuyas piezas irán todas en contrachapado de 3 milímetros, se ve fácilmente en (7).
Las ruedas principales (15) se acoplan a la pieza (16), que es el piso de la cabina, por el mismo procedimiento que las ruedas del «boogie».
Para completar el montaje total de la locomotora, se adapta la cabina al frente posterior de la caldera, por medio de clavos y cola.
El acoplamiento del conjunto del «boogie» se da en detalle en (D), donde podemos observar que este acoplamiento se hace mediante un tornillo largo que pasa a través de un taladro practicado en la pieza (4), atraviesa también la pieza (3) y atornilla por fin en la caldera. El taladro de la pieza (4) será de diámetro algo mayor que el del tornillo, lo cual permitirá a aquélla el giro a derecha e izquierda.
El ténder, también en contrachapado de 3 milímetros, excepto el piso (18b) y pieza soporte de las ruedas (19), que serán de pino, de gruesos idóneos. Las ruedas (20 y 21) son iguales que las delanteras de la locomotora.
En cuanto a los vagones, ya hemos dicho que en (B) se da su alzado lateral y planta, y en (C), su alzado frontal, procederemos a su montaje por el siguiente orden:
La pieza (4) se clava por debajo de la pieza (3), que es el piso del vagón, y sobre la parte superior de la misma se van montando el resto de las piezas que componen el vagón (1, 5, 6, 7), y, por último, sobre éstas, el techo (2), en la forma que vemos detallada en el despiece general (I).

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.