Con la incorporación de las ruedas (7 y 8) queda terminado el vagón, y aunque hay tres tipos distintos de éstos, ya hemos dicho que el montaje apenas difiere en pequeños detalles que no necesitan explicación.
En (H) se ve detalladamente el sistema de enganche de los vagones entre sí y a la locomotora, el cual se puede apreciar es muy sencillo, ya que se trata simplemente de una grapa, en forma de «U», de alambre galvanizado, para evitar su oxidación, cada uno de cuyos extremos se introduce en el taladro que a tal efecto va practicado en los extremos de las plataformas de cada uno de los vagones, lo cual es suficiente para asegurar el enganche y también un fácil desenganche en los mismos, pero hay que cuidar de dar a cada extremo del alambre la longitud adecuada, ya que si se dejaran cortos pueden salirse al maniobrar con el tren.
Aunque no hemos hablado hasta ahora acerca del tema, estimamos que este modelo debe
construirse al doble del tamaño dado en los planos.
Ya sólo nos queda pintar el modelo después de haberlo terminado y este requisito debemos hacerlo cuidadosamente para que no desmerezca de una cuidadosa construcción.
Para conseguir esto emplearemos pintura sintética o acrílica, ya que tanto una como otra dan un acabado mate aterciopelado, muy a propósito para nuestro tren, especialmente en cuanto se refiere al color negro de la locomotora y el ténder, aunque los vagones podemos pintarlos en los colores indicados, en esmalte de brillo.
En (E) se ve la clave o esquema de color, con indicación del que han de llevar cada una de las partes, pero lo repetiremos para una más fácil comprensión. Las piezas (1, 3, 4, 5), así como toda la cabina de la locomotora van esmaltadas en negro, igualmente que el furgón.
El círculo central de todas las ruedas, en negro, así como una franja a lo largo de la circunferencia de las mismas. La zona comprendida entre estas franjas, en rojo brillante.
Las piezas (7, 8, 9, 10, 11 y 12) se pintarán en purpurina plateada, como también las franjas transversales que se indican en el esquema.
El vagón de viajeros llevará el techo (2) en
rojo brillante, todo el cuerpo (1) en amarillo claro; la pieza (4) en negro y las (3, 5 y 6) en rojo.
El vagón de carga y el furgón de cola, pueden pintarse de forma similar o con otros colores combinados a gusto del constructor, pero procurando siempre emplear colores vivos, para conseguir alegres contrastes que hagan al tren más decorativo.
Una última advertencia es que antes de proceder a la pintura de este modelo, se lije y emplastezca cuidadosamente, para que la superficie de la pintura quede bien tersa y sin defectos.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.