OSO DE PELUCHE
Antes de explicar los detalles para la confección de este oso, tan típico en esta clase de muñecos, debemos advertir que los patrones se deben marcar por la parte del revés de este género, cortándose preferentemente por medio de cuchillas, en lugar de emplear las tijeras, con lo que conseguiremos evitar el desflecamiento de los bordes, a los cuales para mayor seguridad mojaremos por medio de un pincel con agua de cola o goma muy disuelta en el agua.
En la figura tenemos los patrones necesarios: cuerpo, laterales de la cabeza, patas anteriores y posteriores, plantas de ambas patas y empeines de las posteriores, de todas las cuales cortaremos dos ejemplares; orejas (cortar cuatro), pieza superior de la cabeza y nariz, de las cuales solamente necesitaremos un ejemplar.
En (A) de la figura 367 comprobaremos la manera de unir la pieza de la cabeza a los laterales, de forma que coincidan (a-a-a') y (b-b-b'), recordando que esta costura se hace por el revés, es decir, por la parte que el género no lleva pelo.
Las dos piezas que forman el cuerpo, delantero y espalda, se cosen también por detrás (B), haciendo coincidir (c-c'), (d-d'), y dejando sin coser el espacio comprendido entre (f-f) y (e-e'), por el que se volverá y se rellenará el cuerpo, cerrando después esta abertura.
La cabeza se volverá y se rellenará asimismo por su base, cerrando también esta abertura.
En (D) vemos la forma de confeccionar las patas, que se enrollan y cosen los empeines en las patas inferiores, y las plantas en ambos casos, coincidiendo las letras correspondientes, y rellenándose por la parte superior después de volverlas.
Antes de efectuar el rellenado de las patas inferiores se armarán con una horquilla de alambre dobladas sus puntas en la forma que se ve en (C) y que también pasa a través de la parte inferior del cuerpo, cosiéndose las patas a éste en la posición conveniente para que el oso quede sentado.
También la cabeza se cose sobre la parte superior del cuerpo, así como las patas anteriores en los lados (c-c') y (d-d').
Las orejas se arman cosiéndolas emparejadas por el revés y volviéndolas para fijarlas en (x-x').
La nariz, hecha con un trocito de paño negro, se cose a la punta del hocico y los ojos pueden ser de cristal comprados para esta ocasión, o imitarse con dos cuentas de azabache, si se dispone de ellas.
Por último, colocaremos el rabito, que se hará con un trocito del mismo peluche que el cuerpo, y un lacito al cuello, con lo que quedará rematado el osito.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.